domingo, 24 de febrero de 2013

David ha sido liberado. Celia y los casi 40 detenidos del 23F aun siguen en cautiverio.



Nuestro camarada ha sido liberado.

Nos informan desde el comité provincial de Madrid que nuestro camarada ha sido liberado de su secuestro, llevado a cabo en la tarde de ayer por la maquinaria de represión del estado español.

David y la compañera Celia corrían a guarecerse en un establecimiento tras la carga policial sucedida en Atocha, momento en el que fueron cogidos a traición por la espalda y trasladados a Moratalaz. Poco se ha podido saber de su situación hasta el momento de la liberación de uno de ellos, donde nos ha podido confirmar el trato violento recibido desde el momento de la injustificada detención hasta su puesta en libertad. No ha corrido la misma suerte Celia, que aun se encuentran en dependencias policiales y con una situación un poco mas complicada, ya que esta es mayor de edad.

Vivimos momentos de incertidumbre, donde asistimos como testigos al derrumbe del sistema capitalista, donde cada día queda mas patente que la clase dominante no piensa perder su hegemonía, y para ello hará todo lo que este en su mano, ya sea reprimir protestas, detener y maltratar a personas, desahuciar a familias sin recursos, hundir en la miseria a la clase obrera o convertir el estar explotado en un privilegio.

Ya van casi 24 horas de incertidumbre, casi 24 horas en el que todos estamos metidos en ese frío calabozo con David y con Celia, llorando con ellos de impotencia tras comprobar como utilizan su fuerza para reprimir en vez de para construir, en el que todos hemos sentido el aislamiento, la soledad y la incertidumbre, porque si nos tocan a uno… nos tocan a todos.

Los que no pensamos doblegarnos, los que somos capaces de mirarlos a los ojos y señalarlos con el dedo, los que conocemos la verdad y sabemos que existe otro modo de hacer las cosas… todos esos molestamos.

NOS TEMEN PORQUE NO LES TENEMOS MIEDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada