miércoles, 15 de enero de 2014

Carlos Marx señalaba que “el ejecutivo del Estado moderno no es otra cosa que el comité de administración de los negocios de la burguesía”. Es innegable no sólo que es una frase contundente y brillante sino, fundamentalmente, que es una verdad absoluta bajo el capitalismo, sobretodo en el momento actual, en su fase putrefacta.
Lo hemos podido ver al comprobar la diligencia con la que el Gobierno, a través de su ministra de Fomento, rápidamente ha salido a la palestra para interceder, y defender, los intereses de la multinacional SACYR en Panamá o en las sucesivas gestiones  y viajes, tanto del Jefe del Estado como del Presidente del Gobierno, como por ejemplo la visita de Rajoy a los EEUU, donde éste es el Jefe de una expedición donde lo que se trata es de beneficiar los bolsillos de los Empresarios que viajan con él - Telefónica, ACCIONA, ACS, Iberdrola, Indra, Abengoa, BBVA, Banc de Sabadell, Banco de Santander, Abertis, Inditex – así como el Presidente de la Patronal CEOE. Viajes pagados por el estado, o lo que es lo mismo, por los trabajadores. Para la burguesía, el interés nacional es el interés crematístico del burgués, cuya única patria es el capital y el enriquecimiento.     
 De hecho, en los Consejos de Administración de las Empresas  están los antiguos dirigentes políticos  - tras los servicios prestados a la burguesía y sus monopolios  - y los futuros gobernantes, mientras los trabajadores no mandemos al Capitalismo al basurero de la historia, y en el Gobierno están esbirros que formaron parte de estos Consejos de Administración  a los que, cuando concluyan como gobernantes su servicio al Capital, volverán. Ese es el rostro de la democracia burguesa: Democracia y libertad para el burgués, que tiene todo el Poder y actúa con toda impunidad, y tiranía y opresión para el Proletariado y demás clases populares.  
 Por todo ello, es totalmente consecuente que delincuentes – incluso reconocidos por sentencias de su Judicatura burguesa – no pisen  la cárcel si éstos pertenecen a la burguesía. Para ello, el Gobierno no duda en utilizar el indulto, las Audiencias Provinciales se baten el cobre para ser indulgentes en frenar e impedir las ejecuciones de las condenas que ya vienen diezmadas por altos Tribunales – como el Supremo – como se comprueba con el corrupto Jaume Matas i Palou  - exministro del Gobierno Aznar y exPresidente de Baleares  y exdirigente nacional del PP   -  se sacan leyes ad hoc y personalizadas, como la doctrina Botín, para que los banqueros y otros grandes burgueses no sean ni tan siquiera juzgados, y las fiscalías y abogados del Estado no dudan en ponerse del lado del burgués con objeto de impedir que éste se siente en el banquillo, aunque sea de paripé, como es el caso de la hija menor del Borbón.  
 El caso de la Infanta demuestra  además, por un lado,  como en la defensa del estado todas las burguesías nacionales arriman el hombro, descollando la burguesía catalana que, a través de Miquel Roca i Junyent, lleva en primera persona la dirección de la defensa de la hija del Jefe del Estado y, por otro, cómo la Fiscalía o el cuerpo de Abogados del Estado que no dudan en hacer todo tipo de pirueta con objeto de garantizar la impunidad y la inmunidad de la Corona, pues ésta es el símbolo del estado como instrumento de la burguesía que le garantiza el robo y la explotación y, en consecuencia, el monopolio de la violencia contra el Pueblo.
 El estado es esencial para la redistribución de la riqueza a favor de los monopolios, es un instrumento fundamental  para saquear al Pueblo. Es por ello que todas las políticas económicas realizadas por los sucesivos gobiernos van en la dirección de favorecer a la burguesía y robarle a los trabajadores. Así tenemos que mientras a los pensionistas se les bajan las pensiones, se eliminan las becas, se privatiza progresivamente la sanidad, se hace pagar los medicamentos a los pensionistas, se niega todo tipo de ayuda a discapacitados físicos y mentales, se hacen reformas laborales donde se universaliza la precariedad laboral, salarial, y se generan parados a mansalva, etcétera el estado aprueba subidas de la luz en un 201% o del gasóleo en un 200% en los 8 últimos años; se le dan a los bancos 220 mil millones de euros o se le proporcionan multitud de herramientas y facilidades, así como se sufragan los costes y se garantizan en parte las inversiones de las Empresas en el extranjero y se estimula la fuga de capitales por parte de éstas. Sin ir más lejos, el estado español en la época del PSOE a través del CESCE ha avalado con 160 millones de euros a Sacyr en su obra del Canal de Panamá; mientras que el 30% de la población española pasa hambre y está en riesgo de exclusión social.
“En la república democrática – prosigue Engels – “la riqueza ejerce su Poder indirectamente, pero de un modo más seguro”, y lo ejerce, en primer lugar, mediante “la corrupción directa de los funcionarios”(Norteamérica) y, en segundo lugar, mediante la “alianza entre, el gobierno y la Bolsa”(Francia y Norteamérica)(…) En la actualidad, el imperialismo y la dominación de los bancos han “desarrollado” hasta convertirlos en un arte extraordinario, estos dos métodos de defender y llevar a la práctica la omnipotencia de la riqueza en las repúblicas democráticas, sean cuales fueren(…) La república democrática es la mejor envoltura política que puede revestirse el capitalismo(…) cimenta su Poder de un modo tan seguro, tan firme, que no lo conmueve ningún cambio de personas, ni de instituciones, ni de partidos dentro de la república democrática burguesa”. Estas palabras de Lenin en El Estado y la Revolución brillan y tienen plena vigencia en los días que corren. La corrupción es la mano con la que la burguesía mueve los hilos de la sociedad. No escapan de la corrupción los partidos políticos del sistema, los cuales están amamantados por las subvenciones del Estado, los préstamos/dádivas de los bancos  y las donaciones empresariales. Sin ir más lejos, según los medios de prensa burgueses, la Judicatura investiga relaciones entre Sacyr – que sus antiguos presidentes poseen cuentas en Suiza -  y la trama de corrupción Gürtel, de financiación ilegal del PP, e incluso el extesorero del PP, Luis Bárcenas, reconoce que Sacyr es una de las Empresas que ha donado fondos para sufragar campañas electorales del PP. Posiblemente ahí radica el motivo de la diligencia de la ministra Pastor en ir rauda y veloz a Panamá para defender los intereses de Sacyr. Ese dominio del poder capitalista mediante “la corrupción directa de los funcionarios” se aprecia, por ejemplo, en el caso ITV donde la Fiscalía pide la imputación Oriol Pujol Ferrusola pues ve indicios de que el citado diputado vendiera su voto a cambio de 30 mil euros con objeto de que se desarrollase una Ley de Seguridad Industrial a imagen y semejanza de los amigos empresarios de Oriol Pujol y también se vislumbra en la trama Gürtel, de hecho la prensa burguesa – en concreto el periódico El Mundo -  ya ha vinculado al Presidente de la Comunidad de Madrid, del PP, con la trama corrupta Gürtel por la que, a cambio de una venta a precio de ganga de una parcela de 150.000 metros cuadrados en Arganda a la empresa MARTINSA la trama Gürtel le proporciona 1,2 millones de euros al Presidente de la Comunidad de Madrid para la compra de un ático-dúplex.  
 El estado español está corrompido hasta el tuétano. No sólo los Partidos Políticos – desde PP a IU pasando por los nacionalistas - están completamente embarrados con el cieno de la corrupción, los sindicatos, funcionarios, empresarios, etcétera. La corrupción alcanza a la Corona. Los casos Nóos, Gürtel, Blesa, Bárcenas, Palma arena, Palau de la Música, ITV, Malaya, EREs, Mercasevilla, Pokemon, Cooperación, etcétera, son producto del sistema capitalista y de la forma en la que la burguesía ejerce su Poder.
 Con este escenario de corrupción generalizada, de robo sistemático, de ilegalización de facto al proletariado, cualquier cuestión es bienvenida por el Gobierno con tal de desviar la atención del Pueblo; no dudando para ello en arremeter contra abogados vascos, el de tratar de abortar manifestaciones que exigen una política penitenciaria distinta para los presos vascos  y en aventar ‘el fantasma’ de ETA.
 La burguesía, su sistema capitalista y su estado nos ha conducido a los trabajadores a la indigencia, a la negación de todo tipo de derecho, al exilio  - cada vez son más los trabajadores del estado español que deben emigrar – y al Paro. A los trabajadores no nos vale ni el Estado Burgués  ni los partidos políticos y sindicatos del sistema, todos ellos corrompidos que no dudan en vender al Pueblo trabajador a cambio de prebendas; ellos nos han traído hasta aquí y son responsables de la situación insostenible en la que vivimos. La emancipación del Pueblo Trabajador y la conquista de un futuro digno para el conjunto de los trabajadores sólo puede ser obra de la clase trabajadora, los hechos y la historia lo acreditan. Los trabajadores no tenemos más salida que romper con el Estado burgués y las estructuras políticas actuales  y organizar el FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO, o lo que es lo mismo, desarrollar los órganos de poder popular; órganos que perfectamente pueden sustituir a las instituciones capitalistas y representar una nueva democracia para construir una sociedad distinta en la que deje de existir el que una minoría (capitalistas) viva a costa del trabajo y del sufrimiento de la mayoría (trabajadores). Al igual que el Estado Burgués – con sus jueces, políticos, policías, cárceles, … - es un instrumento de los Empresarios y Banqueros para garantizar el robo y la explotación al Pueblo, los trabajadores tenemos que sumarnos al desarrollo y construcción de nuestro instrumento, el FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO,  que nos permita, por un lado, repeler como clase las agresiones que nos inflige la burguesía y, por el otro, que nos abra camino a otro sistema donde la mayoría trabajadora dirija económica, ideológica y políticamente la sociedad donde desaparezca por completo la explotación del hombre por el hombre.

¡TRABAJADOR, TU DEBER ES UNIRTE Y CONTRIBUIR A DESARROLLAR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡ABAJO EL CAPITALISMO Y SU ESTADO! ¡POR EL PODER POPULAR, FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO PARA QUE TODO EL PODER LO TENGA LA CLASE TRABAJADORA!

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada